Hay detalles y elementos prescindibles que no necesitas en una cocina actual

A la hora de reformar una cocina, puede que tengas idealizado algún diseño y equipamiento. Es importante que sepas diferenciar esos prescindibles que te puedes ahorrar en una cocina nueva. Éste tema ha sorprendido a nuestros interlocutores en nuestra última entrevista en COPE Zaragoza, y por si te la perdiste, la hemos rescatado e ilustrado para ti en nuestro canal de YouTube. Así conversa Laura Hernández con nuestra compañera Asun Berbegal, de nuestro equipo de gerencia y diseño en DEKitchen:

En este artículo vamos a resumir algunos de los errores más comunes y a definir cuáles son esos elementos de los que podemos prescindir en una cocina actual. Y es que cuando alguien decide renovar su cocina, lo más normal es que se encuentre un poco perdido. Lo habitual es salir a buscar tiendas de cocina, a mirar por Internet ideas, visitar estudios sin orientación previa… Realmente, es una compra poco habitual. Tal vez únicamente nos enfrentamos a esta decisión dos, tres o cuatro veces en nuestra vida.  Esta es la razón por la que hemos querido considerar este tema y desde nuestra profesionalidad ayudar con unas pautas previas.
Asun Berbegal (Colaboradora en Especial Cocinas/ COPE Zaragoza)

«Menos es más… Lo imprescindible en cualquier proyecto de cocina es amueblar sin recargar, maximizar los espacios pensando bien en lo que necesitamos.»

Asun Berbegal (Equipo de gerencia y diseño en DEKitchen)

Iniciar una reforma sin previsión de cómo será la cocina: grave error

Con frecuencia, algunos clientes deciden reformar por su cuenta, comienzan la obra y una vez terminada, salen a mirar mobiliario para su cocina. Este es un error grave en el que no suele haber marcha atrás y si lo hay, cuesta caro. Por aun lado, antes de reformar hay que analizar qué necesita la familia; cómo debe ser el espacio para la convivencia. De este modo ya nos estaremos asegurando un espacio funcional y cómodo a su medida. (No es lo mismo una cocina para 6 que para una pareja mayor, por ejemplo).

Y por otro, hay que estudiar bien el plano de la vivienda. Una vez que sabemos lo que queremos para esa familia, hay adaptar a la obra las tomas de agua, los enchufes, sistemas de ventilación, etc. y no al revés. 

La clave del proyecto

Estas dos condiciones precisan de un trabajo previo que es el que realizamos en DEKitchen a través de las entrevistas con el cliente para conocer sus necesidades y gustos, y también, a través de las mediciones. Entonces, y sólo entonces, es cuando diseñamos un proyecto de cocina. Con los planos por delante, se ejecuta la obra siguiendo las directrices requeridas. Esto es lógico y entendible, por ejemplo, para planificar una zona de aguas que nos asegure la ubicación óptima del fregadero y el lavavajillas. Una vez modificado, ¿imaginas que quisiéramos cambiarlo de sitio por el diseño del mobiliario o porque queramos colocarlos en una isla? El coste sería caro si es que fuera viable el cambio.

Prisas y demasiadas influencias

El error está en dejarnos llevar por las prisas, la falta de conocimiento y asesoramiento y también en lo que nos deslumbra. En cuanto a esto último, vemos tanto en televisión, redes sociales, publicaciones, revistas… que queremos tener equipamientos que no encajan en nuestro espacio. Por esto, es fácil precipitarnos con compras equívocas si no estamos bien guiados. El hecho de poder adquirir prácticamente de todo por nuestra cuenta, es hoy día una ventaja, pero cuidado, que también conlleva esa otra desventaja: la falta de asesoramiento personalizado.

Aunque lo peor de todo esto, cuando uno se da cuenta del error, desde nuestro punto de vista, es sin duda el desgaste emocional. Estamos expuestos a mucha información, nos hacemos composiciones mentales de nuestra cocina ideal como la del actor tal, como la del programa que vi ayer.. Durante el fin de semana lo comento con amigos, con la familia… Y el lunes salgo a directo a comprar esos muebles para montar mi cocina ideal porque ya tengo la reforma casi lista. La decepción que sufren muchos cuando tras hablar con nuestros profesionales, se dan cuenta de que la realidad es otra, es dura. Sin embargo, es cuestión de tiempo, hasta que diseñamos una solución a medida que incluso puede mejorar sus expectativas.

Precisamente, nuestros especiales cocinas en radio y en este blog te pueden ayudar a resolver muchas dudas a la hora de renovar tu cocina, elegir equipamiento, electrodomésticos…

Exceso de mobiliario: otro error común

Es cierto que muchos clientes temen quedarse cortos en el espacio de almacenaje de su cocina nueva, y tienden a ocupar todo el espacio disponible con armarios y muebles. Esto también es lógico porque el 90% de los casos que han acudido a nosotros, presentaban una carencia de espacio de almacenaje. Por esto, solicitan más muebles por si acaso.

Por suerte, en nuestro estudio hacemos con ellos una previsualización del diseño en 3D, muy realista. Con la imagen de la que va a ser su cocina por delante, definimos la funcionalidad de cada mueble. Así ellos mismos son conscientes de que no van a necesitar tanto. A nosotros nos permiten hacer diseños más atractivos, donde sabemos que se van a sentir más cómodos. Podemos agilizar el espacio sin recargarlo, oxigenamos la estancia con menos muebles altos, y les aseguramos de que todo lo que necesitan para cocinar, va a tener su sitio y además, lo van a tener a mano. Además, aquí jugamos con una gran ventaja, Nolte, nuestro fabricante alemán de mobiliario, nos aporta una fantástica solución: en un mismo hueco (para mueble) de 60 cm de ancho, disponemos estructuras de más altura (hasta 90 cms) para los muebles bajos, y esto se traduce en hasta un 20% de más capacidad. De este modo, aprovechamos muy bien los armazones y, el espacio. 

¿De qué muebles podríamos prescindir?

Como decíamos, todo depende de nuestros hábitos y necesidades, pero nos atrevemos a mencionar algunos. Por ejemplo, con el uso del lavavajillas, tenía poco sentido la inclusión del tradicional mueble alto tipo escurreplatos.  

Por otra parte, hay un mueble muy coqueto, que tenemos en nuestra exposición, con medida de 30cm que a los clientes les gusta ver, pero que raramente incorporamos en los diseños. Y es que está pensado para guardar las baguettes y realmente, no resulta demasiado práctico.

El siguiente que vamos a incorporar a la lista de prescindibles puede tener sentido para algunos diseñadores, aunque a nosotros no nos gusta recomendarlo. Se trata de la columna para horno y microondas. Antes siempre se colocaba bajo la placa, y resultaba más incómodo el hecho de tener que agacharnos para seguir nuestro horneado. Pero al colocarlo en columna, estamos restando como mínimo 60cms a nuestra encimera. La cuestión es ¿Lo usamos mucho o sólo para gratinar de vez en cuando o hacer alguna pizza? ¿Preferirías disponer de más superficie para cocinar, emplatar…? Aunque bueno, hay otras alternativas a las columnas y a colocarlos bajo la placa, de eso se trata, de buscar soluciones para cada hogar. El mueble estrecho para bandejas es otro de nuestros prescindibles. No resulta práctico de limpiar, a no ser que sea con un sistema extraíble.

Otros prescindibles…

Y si pensamos en otro tipo de equipamientos o accesorios, pues por suerte la tendencia de regalar en el día del padre o de la madre esos pequeños electrodomésticos que resultaban un poco inútiles, ya está en decadencia. Nos referimos al abreostras automático, al cuchillo eléctrico, al cortador de embutidos… Aunque bueno, como venimos diciendo a lo largo de nuestro artículo, todo depende del uso que le demos a las cosas.

¿Quieres que te asesoremos para diseñar tu cocina a medida? Concertamos una cita cuando quieras.